Mejoramos los pastos

A partir de implantación de praderas de secano y/o regadío, mediante mezclas de semillas seleccionadas para su perfecta adaptación, compuestas de gramíneas y leguminosas, determinada por los siguientes factores: tipo de tierra, climatología y utilización.

La correcta elección de la mezcla es fundamental para el éxito de la pradera.

La revalorización del concepto trofeo adquiere en nuestros días una importancia redoblada y la actividad cinegética viene asumiendo una importancia creciente en la economía de muchas explotaciones. Hoy en día es evidente la preservación de las especies y para la conservación de la naturaleza. La creciente profesionalización de este sector permite que la caza mayor encuentre nuevas soluciones que le confieren una posición destacada en el área cinegética, ya sea en cantidad y calidad de los trofeos obtenidos, o en la reducción de los costes inherentes a los mismos. La cinegética extensiva es tanto más rentable cuanto mejor sea el aprovechamiento en pastoreo de los recursos alimentarios. Sabiendo de la importancia que los pastos tienen en la mayoría de las explotaciones cinegéticas se ha desarrollado la gama EXTENSIVO (praderas de secano de larga duración), con capacidad productiva de 3 a 6 veces superior a la de los pastos naturales. EXTENSIVO es una gama de mezclas compuestas por leguminosas (anuales y perennes) seleccionadas por su perfecta adaptación a condiciones específicas de suelo y clima. bien instaladas y manejadas originan praderas muy productivas y persistentes, de excelente calidad y bajo coste, mejorando la rentabilidad de la actividad cinegética.

Impacto de EXTENSIVO en la producción cinegética:

  • Aumenta la producción de hierba por muchos años.
  • Mejora de forma considerable la economía de las explotaciones.
  • Permite cargas animales superiores por ha.
  • Aumenta el porcentaje de hembras que estén cubiertas a los dos años de edad, siendo este porcentaje más elevado, cuanto mejor sea la condición corporal del animal.
  • Aumenta la cantidad y calidad de los trofeos obtenidos, y reduce los costes inherentes a la obtención de los mismos.

Impacto de EXTENSIVO en el ambiente:

  • Garantiza una elevada tasa de fijación biológica de Nitrógeno.
  • Mejora la fertilidad del suelo por aumento de la materia orgánica.
  • Aumenta la capacidad de infiltración y retención de agua del suelo.
  • Reduce la erosión del suelo.

Su producción es entre Otoño y Primavera, en función del período de lluvias, no obstante, puede ser pastoreado durante todo el año. El el periodo húmedo los animales aprovechan el pasto verde de elevada calidad, y durante el Verano las hojas y tallos secos, así como las semillas, constituyen una valiosa reserva alimentaria, de elevado valor nutritivo y muy apreciada por los animales. Las semillas de las distintas leguminosas, constituyentes de la gama EXTENSIVO , son inoculadas con Rhizobium, garantizando elevadas tasas de fijación de nitrógeno atmosférico.

SIEMBRA

  • Preparación del suelo: se debe efectuar de manera que la capa superficial tenga un espesor mínimo de 10cm., quede bien deshecha y relativamente llana.
  • Época: de Septiembre a Octubre, lo más pronto posible.
  • Densidad: 25 a 30 kg/ha.
  • Profundidad: la semilla deberá ser enterrada a una profundidad máxima de 0,5 a 1,0cm., siendo indispensable compactar la tierra después de la siembra. Se debe utilizar un rulo de pinchos o en alternativa una grada de picos, para incorporar superficialmente la semilla y dejar el suelo bien compactado.

FERTILIZACIÓN DE REFERENCIA

Fondo

  • Nitrógeno: solo en siembras tardías 20 a 40 uds/ha de N.
  • Fósforo: 60 a 90 uds/ha P2O5
  • Potasa: 60 a 90 uds/ha K2O

*Las fertilizaciones deben aplicar teniendo en cuenta los análisis del suelo.

FERTILIZACIÓN DE MANTENIMIENTO

Al final del Verano y preferiblemente habiendo apurado bien el pasto seco se deben aportar 20 a 30 uds de fósforo (P2O5) y si es necesario también potasa. Es importante realizar esta fertilización de mantenimiento todos los años, por lo menos hasta lograr un nivel de nutrientes razonable en el suelo. Se recomienda hacer análisis de suelo cada 3 años. No recomendamos la utilización de abonos nitrogenados, puesto que las leguminosas presentes en la pradera logran fijar 100 a 200 kg/ha/año de nitrógeno atmosférico.

MANEJO Y UTILIZACIÓN

En el primer año el principal objetivo del manejo de una pradera permanente consiste en garantizar una gran producción de semillas (banco de semillas) de las especies y variedades que se hayan sembrado, para garantizar una larga duración y excelente productividad. Para eso, es necesario concentrar esfuerzos en la siembra y en un manejo que favorezca una abundante producción de semillas. La siembra debe hacerse en tiempo oportuno (con el suelo todavía algo caliente) y en suelo correctamente preparado y fertilizado.

Cañones Sercicios Cinegéticos
Cañones Servicios Cinegéticos, presidente en España de FEDFA (Federación Europea de Criadores de Ciervos)